Ituango está lleno de héroes

Publicado también bajo el nombre de: Percepciones de un viaje a Ituango.

Yuliana y yo estábamos en el bello municipio de Ituango como talleristas del grupo de Hiperbarrio que allí se ha consolidado.

De eso hace ya una semana y aún conservo buena parte del alma arrugada, pero a la misma vez plena, por esa maravillosa experiencia de haber conocido a mis otros compañeros de Hiperbarrio y de ver los rostros benévolos e ingenuos de la gente que habita el pueblo.

Nos brindaron un amable alojamiento en la casa cural de la Parroquia principal, y eso nos llevó a conocer (el penúltimo día de nuestra estadía) a un padre que llegaba de 12 horas de viajar a caballo y montaña adentro.

El, muy gentilmente, nos empezó a contar de las historias de aquellas personas (héroes anónimos) que viven en nuestras montañas colombianas y que a diario tienen que asumir un cantidad de hostilidades enfrentados al rigor mismo de la topografía y del actuar de otras personas (que no tienen nada de héroes).

La vida nos pone en qué lugares y nos hace encontrar con qué personas, y justo cuando estábamos conversando con el Padre del dolor que habita montaña adentro y que se suma a la escasez de cosas que para nosotros son tan normales en la ciudad;  llegó una familia de la tribu indígena Emberá Katio (Papá, Mamá e Hija) a ratificar lo que decía el Padre y afirmando que tenían que invertir tres días de camino para llegar a su vivienda.

Un post no lograría abarcar tantos sentimientos encontrados: Felicidad por sentirnos con la capacidad de dar un taller, algo de nervios por la acogida de nuestros compañeros, y alma inquieta por el sinnúmero de historias complejas reunidas en una misma parte.

Por eso yo resumiría la experiencia que Yuly y yo tuvimos en Ituango en las siguientes palabras: Ahora las dos tenemos héroes: la gente de apie de Ituango.

Salud y vida sea a ellos.

Pd. Pueden observar los videos realizados por los chicos de Ituango tras nuestro taller, aquí.

3 respuestas a Ituango está lleno de héroes

  1. Rommel dice:

    Catalina:

    Me lleno de orgullo por tí y por toda la gallada. Mil felicitaciones. Que bueno contarle la experiencia a nuestros estudiantes de la UdeA allí mismo, tengo un grupo de estudiantes con quienes haremos una salida de campo a la Biblioteca de San Javier el 5 de agosto, si de pronto tu o algún(nos) compañeros nos pueden contar la experiencia como movimiento blogger, que rico sería.

    Un abrazote!

    Rommel.
    promoinve@hotmail.com

  2. Gabriela dice:

    El mundo está lleno de esos héroes, Cati. Una señora que conozco, que es de Ayacucho, me contaba el otro día que su hermano es profesor de un colegio que le queda a tres horas de caminata. Todos los días sale de su casa a las 5 am para poder llegar a tiempo para las clases. A su vez, los alumnos deben caminar trechos de longitud parecida. Y en la tarde repiten ese trecho para emprender el camino a casa.
    Desde acá, un reconocimiento infinito a esos héroes que hacen grande tu país, el mío y cuantísimos más.

  3. sondelaloma dice:

    No hay duda de que fue una experiencia maravillosa para nuestras vidas. Siempre será necesario darnos cuenta lo que sucede con las personas que están alrededor para valorar lo que tenemos.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: