Hospital y letras.

Sin duda alguna los pasillos de un hospital no podrían ser mas enigmáticos y complejos. Son todos así: Blancos, vacíos, silenciosos.

Las caras de los pacientes también son bien similares: expectantes, carentes, resignadas. La de los visitantes de aquellos si no tienen punto de encuentro: las hay amables, nobles y acompañantes o llenas de un llanto que pareciera reflejar culpa.

Si, eso es un hospital en la tarde cualquiera de una Unidad de Cuidados Intensivos: Respiradores, monitores y más de un silencio que tortura almas.

Sin embargo no hay coyuntura que las letras no puedan vencer para que alguien cualquiera levante su voz para leer y hacer suyas las palabras de una novela.

Las letras arrullan, acarician y dan vida. Lo hacen al escucharlas, al leerlas, al escribirlas…

Que de eso no quede la menor duda.

4 respuestas a Hospital y letras.

  1. zerimar dice:

    La lectura , ese amigo fiel que te acompaña cuando lo necesitas y se calla cuando tu quieres

  2. Me has dejado inquieta por la mención del hospital y prefiero inclinarme a tus letras que nos dan el respiro de armonía y sabiduría.

    Un abrazo apreciada Cata!

  3. luchy dice:

    Eso es verdad, pensaba pintar mi nueva casa de blanca y ahora con tu inspiración he pensado escribir 26 letras más la doble erre, la doble ele, la eñe y la doble ve. te quiero mucho y supeeeeeer orgullooooosa de ti, sobrina del alma. Dios te bendiga siempre. Tu tía Luchy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: