Atentar contra lo que es público

Eran cerca de las 9am del día de ayer y me encontraba con Gabriel en una reunión con miras al futuro de Hiperbarrio. Estábamos conversando animadamente, cuando sonó su celular y segundos después el resultado de esa llamada era una cara de aturdimiento.

– “Se entraron a la biblioteca”, “Se llevaron el Nica*”. (Fueron sus palabras)
– “Gabriel no se angustie que uno con emociones encima no piensa”
– “Vamos, vamos”… “Qué haces ahora?”
– “Tengo clases, yo lo llamo ahorita”.

Acto seguido tomó un taxi, no sin antes escuchar: “Pendiente de tus bolsas para que no las botes”.

El no sentir impotencia en ese caso fue imposible. Claro! Estaba el Nica, sí; pero también pensaba mucho en los esfuerzos de Argos por mantener una biblioteca en pie, porque le dieran su mano de pintura, porque tuviera un sótano adecuado como sala infantil; en sus gestiones para que muchos podamos llegar a publicar en nuestros blogs tranquilamente, etc, etc.

Los martes de por sí ya son días complicados para mi, pero ayer era 13 dijo mi abuela: Tenía clases de 10 a 8 y no recordaba que esa última iba hasta tarde, muchas ganas de publicar y solo contaba con equipos de la Universidad que se cierran cada 15 minutos. Conclusión: En la última clase estuve en todas partes menos en la definición de grupos sociales que la profesora exponía.

Entrada la tarde logré entrar a Twitter y si algo llenó el alma, fue ver las voces de apoyo que allí se plasmaron.

Creo que como dice Don Álvaro:

“El hurto está consumado y muchas preguntas quedan en el aire. La principal tal vez sea ¿qué motiva a estos cacos a entrarse a una biblioteca? La respuesta no es fácil y ya hay conjeturas. En especial porque esta semana han sucedido otros 3 o 4 hurtos en varias viviendas del vecindario”.

Considero además, que lo que sucedió es un hecho que debe dolerle a la comunidad entera y no a unos cuantos. Los actos de unos pocos, que empañan el fruto de los esfuerzos, hoy deben generarnos reflexión entorno a muchos aspectos  entre ellos el del cuidado de lo público.

*: Cuando hablamos del Nica nos referimos a la estatuilla que representa el premio dado a Hiperbarrio por Prix Ars Electronica.

5 respuestas a Atentar contra lo que es público

  1. Gabriela dice:

    Es la sensación de frustración más grande del mundo. Hace algunos años entraron a mi casa y se robaron muchas cosas. Uno se siente tan violentado que no hay palabras para describir las sensaciones.
    Desde acá, te mando un fuerte abrazo de apoyo.
    Solamente una pregunta: ¿qué es el Nica?

  2. camela dice:

    En estos momentos es cuando uno agradece la facultad del autocontrol.¿ Te imaginas si liberáramos toda esta rabia y toda esta indignación?
    saludos chicuela

  3. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira dice:

    Siempre leo tus pots. me gustó mucho “La frase”, he pasado por muy tristes momentos y es verdad, !!!cómo ayudan los amigos!!!.

    Los rateros existen en todo lugar, en Perú, y roban cosas que no les servirán para venderlas, hace poco se robaron “el pulmón de plástico”, de una famosa exposición del Cuerpo Humano, luego apareció, pero la noticia ya causó malestar general, por el hecho de !cómo nos ven en el mundo!, luego dicen “se perdió”, aquí las cosas se pierden, no se las “roban”.
    Te invito a visitar mi Blog.
    Saludos cariñosos,
    María del Carmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: