Hablemos de internet

febrero 11, 2014

No recuerdo bien en qué año  conocí internet, pero sí recuerdo que antes de tener acceso a el, mi hermano instaló la Enciclopedia Encarta en mi computador y podía pasar horas chismoseando los videos o leyendo artículos allí. Por lo tanto, cuando me adentré en este mundo virtual lo primero que me cautivó fue eso: El volumen de información y la posibilidad de leer de cuánto tema se me antojara. Hoy, uniéndome a un festival de blogs que promueve la organización Global Voices listaré las razones por las cuales me gusta internet:

The Internet Messenger by Buky Schwartz - Creative Commons Attribution 2.5 Generic license.

The Internet Messenger by Buky Schwartz – Creative Commons Attribution 2.5 Generic license.

1. Acceso a información: En la casa no me solían leer cuentos, nunca había nadie para hacerlo, pero encontré en una biblioteca cerca el paraíso perfecto para leer. Imaginarán que a veces no encontraba lo que quería, estaba en otra biblioteca de la ciudad, o en préstamo por parte de otro usuario. Internet llegó para cambiarlo. Actualmente, en internet leo el periódico, veo las noticias, busco la sinopsis de alguna película, leo sobre el sitio hacia el cual quiero o voy a viajar y la lista es larga.

2. Compartir con otros:  Si leer me ha gustado, escribir tuvo gracia en el momento en que alguien me habló y enseñó de los blogs. Que otros leyeran y comentaran lo que escribía me mostró otra cara del mundo y me permitió acercarme a otros países y culturas siguiendo el perfil de quien entraba al blog.

3. Escribir de mi país: Crear el blog trajo consigo la invitación de escribir sobre mi país en el sitio Global Voices. En medio de las prisas de mi trabajo, ha sido algo que me ha servido para obligarme a romper la rutina y sentarme a leer lo que están escribiendo otros sobre lo que pasa en Colombia.

4. Formarme como profesional: Los libros son fuentes inagotables, de hecho existen tantos en el mundo que la vida no alcanzaría para abarcarlos todos y se dice que en ellos reposa los mejores frutos del cerebro humano. Sin embargo, puedo decir que lo que encontraba en ellos mientras me formaba como Trabajadora Social, no hubiera sido lo mismo si no los hubiera podido comparar con lo que encontraba en Internet. Sobra hablar de los innumerables chats de media noche coordinando trabajos en grupo.

Hoy,  como Trabajadora Social lo uso para mantenerme actualizada y coordinar cosas de mi trabajo.

5. Vínculos afectivos: Seguro saldrá alguien a decir que lo que se construye o sostiene por internet no son vínculos afectivos, pero puedo decir poniendo las manos al fuego (y no me quemo!) que gracias a internet he construido y conservado amistades y afectos que hoy hacen parte del círculo social que no tengo tan ampliado y físicamente en Medellín, donde vivo. Es más, de esas amistades una en especial me aguantó las crisis existenciales mientras estuve terminando la tesis.

Así que… a usar internet. A usarlo bien. El problema no es la herramienta, si no su uso. Y es uno el que decide lo que hace con lo que le dan. Creo que yo lo usé para encontrarme con el mundo.


Universidad de Antioquia: Usar o no usar Facebook en los computadores de la biblioteca.

mayo 13, 2011

En estos tiempos de tecnología casi que en cualquier institución encontramos un computador, público o de uso interno, con conexión a internet y seguramente lo más actualizado posible.

Una institución de educación superior como la Universidad de Antioquia, de la que se dice es la segunda mejor Universidad del país, no podía ser la excepción. Así que encontramos computadores en los corredores de los bloques de Ingeniería, en salas de cómputo de las facultades, en centros de documentación, y en la biblioteca por supuesto.

Biblioteca Central -- Universidad de Antioquia (Por el usuario Flickr Omar Urán bajo licencia CC by 2.0)

La biblioteca tienen cinco plantas más un sótano y empecemos la cuenta de máquinas: El sótano tiene, el segundo piso también y el tercero cuenta con otras tantas para acceder a base de datos. ¿Qué hay que hacer para usarlos? Fácil. Ser estudiante de la Universidad, registrarse a través de un portal de asignación de turnos de 1 hora cada, uno y listo.

Hasta acá todo bien. No?
Leer el resto de esta entrada »