Pensando: La importancia del lenguaje y de expresarse – GVSummit2012

julio 17, 2012

Luego de contarles muy por encima lo que significó sentir que realmente estaba en África (:D), creo que es hora de contarles una de las grandes reflexiones con las que creo que regreso luego de la Cumbre de Medios Ciudadanos de Global Voices; y que días después no deja de estar en mi mente.

Dicha reflexión tiene que ver con la importancia del lenguaje y de velar porque cada ser humano pueda expresarse. Para poner dos ejemplos, durante los días públicos de la cumbre tuve el placer de escuchar a Boukary Konaté, profesor “de 31 años, que enseña francés e inglés en una escuela secundaria en Bamako, la capital de Malí“; y quién nos contó sobre su lengua materna, Bambara, y cómo lucha a través de internet por su difusión.

Por otra parte, escuchamos a Victoria Tinta quien nos contó como a través de internet, un grupo (Jaqi Aru) de jóvenes de El Alto, en Bolivia, se ha unido para preservar la lengua Aymara.

Victoria Tinta hablando sobre su lengua y experiencia en Internet - Aymara

Victoria Tinta hablando sobre su lengua y experiencia en Internet – Aymara

No solo esos dos ejemplos, sino mi propia experiencia de verme obligada a cambiar mi cerebro a idioma inglés durante varios días, y de escuchar cantidad y cantidad de influjos de otros idiomas; me dejó demasiado pensativa sobre cómo el lenguaje nos une y nos separa. Como si yo supiera hablar árabe, por ejemplo, sabría de las historias de amor de las mujeres que lo hablan y que pueden estar detrás de una burka, por ejemplo, para darme cuenta que no difieren mucho de las del resto de la humanidad.

Algo que también pensé, es que no es solo el lenguaje, sino el derecho mismo a expresarnos, el que deberíamos proteger a toda consta. Por ejemplo, cuando Oiwan contaba sobre cómo en Hong Kong el gobierno tiene un ejército exclusivo para monitorear la actividad de los ciudadanos en Internet, a mi simplemente me parecía increíble. Osea, es que expresarnos nos hace más libres y por lo tanto seres humanos más sanos, no?


De Bolivia a Lima

febrero 2, 2010

Ya les mencionaba en el anterior post que llegué a Bolivia en la madrugada. El taxista muy diligentemente me iba conversando y contando respecto a las zonas que recorríamos y así, con las imágenes nocturnas de Santa Cruz, me dispuse a dormir.

La mañana siguiente fue encontrarme a las 8am con las amables Anne y Jessica (trabajadoras incansables del Barcamp – Santa Cruz) y con Eduardo Ávila quien fue el que directamente me transmitió la invitación para asistir.

La programación tuvo inicio y uno a uno los participantes fueron, como decimos acá, “arriesgándose al agua”. Insisto en que disfruté mucho de poder hacer presentación del proyecto, pero bien merece resaltar acá también las presentaciones de Claudio Ruíz (chileno) y Hugo Miranda (boliviano), quienes desde su conocimiento generaron en la audiencia una respuesta bien positiva. Si, eso es lo maravilloso de llevar lo virtual a lo físico: Que esto último adquiere mas sabor y el escuchar al otro nos cautiva mas. (La programación del Barcamp fue la que muestra la imagen (clic para ampliar) y  pueden ver fotos y el repositorio del streaming, a través del sitio oficial del evento). Lee el resto de esta entrada »


Así fue Panamá, Bolivia y Lima!

enero 27, 2010

Viajar implica muchas cosas y por eso es que me gusta hacerlo, no me cansaré de decirlo. Encuentro en el salir una de las mejores formas de encontrarme con los demás y conmigo misma; de confrontarme, de pensar, de brindarme un espacio para la reflexión. Si, desde hace par un de años redescubrí la magia que encierra el verbo caminar (para efectos de esta entrada, léase como viajar).

Y sí, como les conté en el “rapipost” anterior, luego de la bonita experiencia en Santa Cruz, Bolivia participando del BarCamp como representante de HiperBarrio, estuve de visita por la ciudad de Lima. Como muestra de que hay cosas que “solo pasan cuando suceden”, llegué hasta al aeropuerto de Ciudad de Panamá y de ahí el destino me puso en Lima. De aquella ciudad, diría que me pareció maravillosa.  No en vano le llaman “La ciudad de los reyes” (o será porque sencillamente a mi todas las construcciones que respiren historia me encantan), así que haber llegado hasta allí sencillamente me parece una locura “de esas que deben vivirse cada que sea necesario” (diría una amiga, pero lo contaré después).

Ahora ando en prisas y cumpliendo jornadas de 5 a 11 sin parar, pero aquí me escapo porque realmente quiero escribir y contarles a grandes rasgos que tal resultó, y de cómo volví a casa una semana después de lo planeado. Empezaremos por Bolivia (y algunas fotos que he puesto por acá) para en un siguiente post contarles de la estadía en Perú. Lee el resto de esta entrada »