La ciudad en la que vivo

junio 18, 2010

La ciudad en la que vivo huele a primavera, pujanza y progreso, a Feria de Flores, a prestación de servicios. También huele a comuna y suena a tangos de Gardel y a música popular. A vallenato de la ola nueva, a chicanerías*, a paisa. Mi ciudad puede verse verde o muy azul según esté el clima. Llena de luz o llena de bendita lluvia. Una lluvia que no me disgusta porque sabe bailar con mi alma.

Sí, esta es una sociedad amable (tal vez en exceso?) pero le gana el regionalismo de muchos. De esos que creen que no hay mejor ciudad que ésta. Sí, el mucho ego de quienes no ven que si bien tenemos una de las mejores empresas de servicios domiciliarios aún en los barrios más periféricos e viven disputas por el preciado líquido. Los que no reconocen que si bien el Metro es un sistema de transporte eficiente, no ha logrado generar una buena estrategia para no congestionarse a las 6 de la tarde en dirección Sur – Norte. Le gana el “Ave María papá, pa’ cuando es” y  la malicia indígena (malintencionada) también. Leer el resto de esta entrada »


Una semana en Lima

febrero 5, 2010

Lima, señores, es la ciudad de los reyes. Sus construcciones todas transpiran historia y lo comprueban. Su gastronomía también es tan exquisita y sus sabores tan marcados y variados, que si bien no soy limeña, no dudaría un minuto en afirmar que definitivamente no es una ciudad que te pueda pasar inadvertida. Sí o sí, te deja maravillado.

Llegué allí un lunes a las tres de la tarde, sin sensación térmica de calor o frío excesivo, y con los ojos ojerosos pero dispuestos a no perderse detalle de las calles recorridas. Y bueno, si de ver se trata, escuchar no puede ser lo menos: Lo primero fue cumbia peruana.

Plaza de armas - Lima

Leer el resto de esta entrada »