Minas antipersona en Colombia

abril 4, 2013

Cada mes de Abril se celebra el Día Internacional para la sensibilización sobre las minas antipersonal. Colombia, un país con un conflicto armado de más de 50 años, no ha sido ajeno a esa realidad en la que personas mueren o pierden miembros de su cuerpo por pisar este tipo de artefactos.

Hoy 4 de abril, día en que nuevamente se conmemora este día, existe una campaña llamada Remángate que invita a que las personas se suban una bota del pantalón para simbolizar el deseo de que ningún grupo armado siga usando este tipo de ataques.

4 de Abril. Día internacional para la sensibilización contra las minas antipersonal. Imagen de Germán Vitti en Flickr (CC BY-NC-ND 2.0) , referenciada por Global Voices.

Las opiniones que he leído entorno a la campaña van, desde las personas que la apoyan, hasta quienes catalogan la iniciativa como algo fashion. Pensando los argumentos para un lado o el otro recordé una canción del cantante Juanes en el que habla de las minas y me dije que iba a postearla. No para entrar a defender o debatir si tiene sentido o no remangarse el pantalón, sino para expresar que he sido testigo de lo que expresa esta canción de forma literal cuando he viajado a diferentes pueblos de Antioquia a trabajar con jóvenes. Las minas sí o sí son una muestra de que hay guerra, y creo que no hay que enumerar todos los hechos (que tiene la historia) que demuestran que la guerra al final no tiene sentido.

No exagero si digo que en los caminos de Antioquia, ya de por sí bien montañosos, he visto las escenas que narra la canción mencionada:

1. Son caminos de caminos, donde las piedras son las minas, que van rompiendo huesos de la tierra que se queja, dejando inválida la esperanza (…)

2. Los árboles están llorando, son testigos de tantos años de violencia. El mar está marrón, mezcla de sangre con la tierra.

3. Pero ahí vienen bajando de la montaña con la esperanza, hombres y niños malheridos, buscando asilo, buscando un sitio para soñar y amar.

4.  No merecemos el olvido, somos la voz del pueblo, dice un señor con los ojos vendados pero que aún tiene la esperanza en sus manos.

Escúchenla:

Pd. Si quieren saber más sobre las minas antipersonas en Colombia y la campaña Remángate pueden leer los posts que publicó Global Voices en 2011 y 2012.

También pueden visitar http://www.lendyourleg.org/es/ o la web de la Fundación Mi Sangre ( http://fundacionmisangre.org), una de las organizaciones que promueve la campaña en Colombia.


Turbo

diciembre 27, 2010

Amo mi tierra y la diversidad de su gente. Así, llevo a Colombia conmigo y admiro su belleza pero no sus injusticias.

Aquellos, pensamientos a la nada, fueron mis pensamientos cuando caminaba por el Museo de la Universidad, por allá en Octubre, y me encontré una exposición sobre la historia de la fotografía en Antioquia que incluía una serie de 3 fotos de Turbo. Turbo el de la historia negra, el que queda cerca a Apartadó que más parece se parece a Apartado (sin tilde). Y es que la historia negra en Colombia ha sido una historia invisible pero no se niega morir (y ahí está lo bello del asunto aunque de ayes esté lleno).

Les dejo entonces con la serie de fotografías mencionada que son del autor David Romero:

Una mirada

Una mirada

Lee el resto de esta entrada »


Noche de velas en Santa Fé de Antioquia

diciembre 9, 2009

En Colombia es tradicional celebrar el 7 de diciembre encendiendo velas en honor (dicen las abuelas) a una tradición católica que busca honrar a la Virgen.

Es así como las cuadras de las calles se ven iluminadas con un sinnúmero de creaciones artísticas que tienen como centro las velas hechas de parafina.

Este año recibí ese día en el municipio de Santa Fé de Antioquia, recorriendo sus calles en  moto taxi y con la compañía de Fredy Rivera y Andrés Bartolo. La sorpresa fue encontrarnos con que los niños del pueblo iban por las calles robando las velas para hacer la candela del diablo: Un juego de parafina, agua o alcohol y fuego que produce una gran llama que atrae la atención de los más chicos.

Aquí un video de las velas en las calles del pueblo: