El barrio se ha vuelto Hiper

mayo 17, 2009

También publicado en Cosas del alma.

Era Junio de 2007 e Hiperbario iniciaba sus actividades gracias a la iniciativa del profe Álvaro Ramírez.

Aquel caminante de alma noble llegó a nuestro barrio cargado de ideas y dotado de lo mas maravilloso que alguien pueda tener: conocimiento y ganas de transmitirlo.

Junto con Alma de Antioquia nació VideoBarrio y luego de éste, ConVerGentes. Al caminar se fueron uniendo mas personas y el trabajo colectivo fue diciendo qué se podía esperar.

De esta forma soñar se convirtió en el verbo por excelencia en cada encuentro, en cada taller, en cada “tertulia”. La biblioteca de La Loma fue el espacio y la red de redes un pretexto para encontrarnos; para descubrir que las letras, las cámaras y un computador, podían formar una amalgama perfecta.

Con el paso del tiempo llegaron las primeras producciones y los frutos de un trabajo que empezó a ser reconocido por la comunidad que en ese entonces observaba expectante esas “rarezas” que por allí se andaban haciendo. Se fueron algunos, quedaron otros y el proceso trajo sorpresas:Bogotá, Budapest y Chile nos confirmaron que se podía.

Hoy, a casi dos años de iniciado el proyecto es mucho lo que hay por agradecer: Un cambio en la concepción de territorio, el trabajo desde la diferencia, y la visión del mundo que el hacer parte de este proceso nos ha brindado.

Hoy, cuando el camino nos sigue dando pie para soñar, llega el toque mágico de La belleza de Ituango, una nueva experiencia que se une a esta caja de sorpresas llamada Hiperbarrio.

Con seguridad a los nacidos hoy, día del Internet, les augura un camino lleno de aprendizajes. El buen viento y la buena mar permanecerán ahí para hacer del navegar una experiencia maravillosa. Para demostrar que el Hiper aún acompaña al barrio.


¿Y que será de las bibliotecas?

septiembre 2, 2008

Bueno, resulta que vía YesualGother, me enteré que la biblioteca de “El Salado” (barrio de la comuna 13 de la ciudad de Medellín), será cerrada.

Ella cuenta como se enteró de la noticia y publica lo siguiente:

Primero que todo esto no es una cadena milagrosa, es simplemente que me enteré que van a cerrar EL PRÓXIMO 12 DE SEPTIEMBRE una biblioteca en la comuna 13, la biblioteca CentroOccidental de Comfenalco en el barrio “El Salado”. Y todo porque el Municipio de Medellin no ha resuelto un grave problema de inundaciones que tiene esta biblioteca por una obra mal hecha (una calle a desnivel) …

Este es un espacio importante de cultura que sobrevivió a la famosa guerra de la comuna 13, no es justo que lo cierren por falta de un arreglo físico y más cuando la comunidad lo necesita de verdad.
Por favor, ENTRE TODOS HAGAMOS ECO para que se resuelva el problema, hazlo por los espacios culturales de tu Medellín.

Autoría: Girlesa Uribe
Habitante Barrio El Salado COMUNA 13.

Lo que a mi particularmente me inquieta de la noticia es que sin duda alguna las bibliotecas son espacios de encuentro, y más en comunidades tan golpeadas por la violencia como la del mencionado barrio; por ende siempre promulgo la importancia de su existencia.

Aunque no conozco la biblioteca mencionada, y dando crédito a la información a través de la cual me entero de su cierre, quise usar mi espacio para darla a conocer haciendo dos preguntas ¿estará la comunidad lo suficientemente apropiada de su biblioteca como para velar porque siga funcionando? ¿Qué ha implicado la existencia de la biblioteca “El Salado” (perteneciente a la red de Comfenalco), en la comunidad que lleva su mismo nombre?


Sobre bibliotecas

marzo 21, 2008

Hola de nuevo…

Ayer pensaba en el proceso que ConVerGentes ha realizado en estos 8 meses y en el papel que ha desempeñado la filial “San Javier – La Loma” de la Biblioteca Pública Piloto como sitio de encuentro para nuestras reuniones.

Desde muy niña he sido fiel visitante de las bibliotecas porque las considero espacios llenos de tranquilidad y sabiduría, pero siempre me he cuestionado el papel social tan precario que han desempeñado. He sido fiel testigo de tratos no muy cordiales por parte de algunos funcionarios a sus usuarios, pero también de algunos que sobresalen por su amabilidad.

Entre unos y otros, me encontré con la propuesta de Gabriel Vanegas para hacer parte de ConVerGentes, y fue así como la biblioteca que antes visitaba para hacer tareas, la misma que dejé de visitar por la violencia en el barrio; se convirtió casi en una tercera casa (Mami, si no estoy en la casa o en la Universidad, estoy en la biblioteca), y en espacio para hacer catarsis junto con los ConVerGentes.

Ahora, visito la biblioteca para realizar consultas, publicar en mi blog , reunirme con los ConVergentes (lo que ahora me llevará a Budapest), y hasta para cantar.

El llamado para bibliotecólogos y bibliotecarios es para que hagan de sus bibliotecas espacios de transformación y de encuentro para niños, jóvenes y adultos… Creo que esa tarea solo es posible con voluntad.

Como estudiante de Trabajo Social he aprendido que la sociedad está urgida de transformaciones y que aunque no somos salvadores del mundo, querer es poder.

Ahí les dejo pues la reflexión.