Lo que hace un viaje

agosto 1, 2008

Bueno… Vuelvo por estos lados tratando de pasar la amnesia.

Les comento que hace un rato le contaba a algunos de los querídisimos ConVerGentes cuales fueron los temas abordados en la maravillosa CuMbRe de Global Voices en Budapest, realizada hace ya un mes, y de la cual tuve el bello placer de participar.

Mientras les hablaba de las temáticas recordaba con nostalgia todo lo que hubo detrás de dicha experiencia.

Recordaba la forma en la que me enteré del “Premio”: Vía Chat con Don Álvaro, y posteriormente a través de un correo de David.

Recordé que no me la creía, que Don Álvaro me preguntaba vía chat si sí estaba contenta y yo no encontré la forma de hacerle llegar hasta Noruega un sí que abarcara tanta emoción.

También volvió a mi mente las “chateadas” y el “sufrimiento” con Medea debido al proceso de visado, y mis incalculables nervios al pensar que en algún momento todo se podía dañar.

Y como no mencionar el momento en el que inicié a preparar mi exposición en PowerPoint… y los viajes a Bogotá que en ocasiones resultaron pesados… y la primera vez que me senté en la silla de un avión.

Ahhh … y cuando desde los cielos supe que Venezuela se acercaba… cuando pisé “tierra” alemana y luego Húngara.

No se puede escapar el oscurecer tipo nueve de la noche debido al verano húngaro, la emoción de ver el Río Danubio y caminar por una ciudad tan bella.

Mucho menos se puede olvidar las esperas de 4, 6 y hasta 9 horas en Aeropuertos, que Avianca extravió mi maleta, que el sueño me cambió, que compré un tortuga peluche, un reloj, chocolates… que en ocasiones deseé no llegar a mi casa.

¿Cómo no recordar?  Recordar es vivir… Recordar hace que los ratos amargos no lo sean tanto… y hasta hace que uno no se vaya desahuaciado de este mundo.

Recordar, recordar, recordar… Recordar hoy me hace querer agradecer de nuevo a todos los que hicieron y hacen posible mi participación en uno de los proyectos más bellos de Rising Voices.

Recordar hoy es mi “arma” para vivir.

Anuncios

¡Quiero que se acabe el semestre!

julio 15, 2008

Bueno. Pido mil disculpas porque sé que hace rato no publicaba.

Ando terminando mi semestre en la Universidad y eso me ha tenido alejada de este mundo cibernético. (Por ahÍ cargo con un resúmen de los paneles de la GVSummit08, con un poema a la muerte que a veces tanto espero, etc, etc.)

Tengo que reconocer que la Academía me ha consumido, y eso, más algunos problemillllllassss en mi casa me tienen con los ojos cansados de aguantar las lágrimas, con el alma oprimida, y con mucho mucho desespero.

¿Saben que pienso? Que la “cuestión social, la Intervención Social, el paradigma interpretativo comprensivo, el contexto, Marx, Olga Vélez, bla, bla, bla, bla, bla”; no sirven de nada cuando no hacen vibrar el alma.

Que la vida no es vida si de tantas cosas que existen, ninguna te llena.

Algo que me pone a pensar mucho es que después de semejante aventura por Budapest debería estar gritando, saltando, corriendo y hablando, llena de felicidad. Una oportunidad como esa no llega todos los días.

Pero cuando una mamá no quiere ver las fotos de una hija que solo quiere hablar y hablar de todo lo bueno que vivió, las cosas se complican; y  si a eso se le suma las palabras de personas sumamente hipócritas que solo saben preguntar: ¿Qué me trajo de por allá? Cuando desde que te conocen lo único que han hecho es tratarte mal: PUEDE SER LA HECATOMBE.

Y es así: He estado incumpliendo en todo lado; me reuno a medias con quienes tengo trabajos pendientes, no he tenido suficiente tiempo para dedicarle a CVG, voy al Diplomado y estoy de cuerpo y no de mente, etc, etc, etc.

Pregunto: ¿Qué más falta?

YO SI SÉ: Que se acabe el bendito semestre


Sueños cumplidos.

julio 8, 2008

Bueno, ya estoy en Medellín después de una maravillosa experiencia en Budapest.

Llegué el sábado después de quince horas de viaje en carro (Bogotá-Medellín) debido a derrumbes; hice algunas cosas para la Universidad el domingo, y ayer lunes me dispuse a terminar semestre en estos quince días que vienen.

La llegada a la Universidad no fue tan agradable. La verdad es que no tengo cabeza para nada y un buen descanso no me caería nada mal.

Al igual que la de Juan Arellano, mi cabeza anda como loca después de tantas horas de viaje, tantos idiomas escuchados, y una vivencia tan intensa como fue la de ir a Budapest.

Él, que es de Perú, no podía resumir mejor lo que se siente después de tan magnífico encuentro entre culturas:

aun tengo en mis oidos resonando las inflexiones de mas de 30 idiomas, la reunion de Global Voices fue una experiencia absolutamente multicultural y enriquecedora, y debo confesar que por primera vez en mi vida senti que el castellano, el idioma que siempre he usado y en el que tenia una confianza natural para poder expresarme y hacerme entender, me fallo. Es raro, uno sabe que hay cientos de idiomas en el mundo, que hay gente que si lo hablas no te entendera ni papa, pero otra cosa es experimentarlo. Literalmente quede mareado por la profusion de lenguas, dejos y tonos. En un momento a mis amigos latinoamericanos les hablaba en ingles y a los asiaticos o africanos queria hablarles en castellano, claro, me corregia de inmediato, pero lo digo para que tengan una idea de como me sentia. Ahora tengo un dejo porteno-caribeno que ni se imaginan, y aun me dura lo de empezar una frase en ingles y cambiar a la mitad de la misma al castellano.

Lo que él cuenta hace parte de una de las cosas que más me gustó del viaje… Es que sin duda, la oportunidad que desde Global Voices me dieron, quedará en mi vida como una marca hermosa y profunda que recordaré hasta viejita con muchiisisisisma gratitud.

Súper Sasaki trabajó y trabajó hasta el cansancio, y aún así fue muy atento conmigo y me hizo sentir muy bien siempre…

La incansable Medea, fue una gran compañia y un gran apoyo durante toda la travesía.

Y pues las personas que conocí, tienen una calidad humana que dificilmente podría describir.

En fin… Podría escribir cantidad de entradas sobre la GVSummit08; y siempre quedará algo por decir.

A través de esta experiencia, se cumplieron algunos de mis sueños: Viajé en avión, salí del país y disfruté con cada rostro distinto que veía. Y es que si Global Voices no da para cosas grandes: ¡Que alguien se atreva a decirlo!

Latinoamérica, África y Asia

Latinoamérica, África y Asia

La foto está aquí


De vuelta

julio 3, 2008

Bueno…

Les cuento que ya estoy en Bogotá después de vuelos retrasados y pérdidos, maleta extravíada, espera en Caracas, etc, etc, etc….

No se imaginan la felicidad  que siento después de regresar a Colombia con tantas cosas vividas y aprendidas en Budapest.

Estoy completamente segura de la grandeza de Global Voices, de la importancia de escuchar las voces del mundo, de que desde internet se pueden lograr muchas cosas y que hoy más que nunca es importante hacer periodismo ciudadano.

A David, Juliana, Georgia, Leonard, Lova, Cristina, Solana, Laura, Luis Carlos, etc, etc, etc, etc… solo me queda darle las gracias por su compañia en tan bella experiencia en Budapest.

Pd. La foto para el recuerdo que más me gustó… (Todas las que tengo son buenas, pero esta tiene especial encanto para mí).


Y llegó el día…

junio 28, 2008

Bueno… Los relatos de vuelos y mas vuelos, los retomaré después; ya que hoy hay algo más importante que contar… (en mi opinión)

Resulta que ya realicé mi exposición en Hungría para la GVSummit08 (motivo del viaje y preocupación por algún tiempo).

No me atrevo a decir que tan mal o que tan bien estuvo, pero sí que la ayuda de Oso y Medea, fueron muy importantes para que todo llegara a feliz término.

En este momento son la 1:05pm del domingo 26, o sea las 6:00pm del sábado en Colombia y puedo decir con tranquilidad, y respirando hondo y profundo, que mi exposición fue traducida por Medea y eso me hizo estar un poco más tranquila, que he disfrutado mi estadía por acá en el viejo mundo, y que 4 personas que hablan espanol por estos lados, me felicitaron por mi presentación, aunque yo considero que pudo haber sido mejor.

Los otros proyectos de Rising Voices resultaron ser más interesantes de lo que yo percibía… y como ha sido díficil entrar a Internet por estos lares, pueden visitar a Medea y leer un resúmen de lo que han sido los paneles en GVSummit08. (Yo también publicaré los míos cuando tenga un poco más de tiempo).

Pd. Algunas fotos. (Las última fue tomada por Medea… (la encuentran junto con otras en Flickr)


Segundo vuelo

junio 27, 2008

Jugo de naranja, pollo en salsa de no se qué, ensalada que no disfruté a causa de la turbulencia; es el balance del segundo vuelo: Caracas – Frankfurt.

Hace rato repartieron “audífonos” y mientras escribo, los uso tratando de olvidar con la música la horrible sensación de vértigo.

Medea duerme no muy lejos de la silla en la que estoy, y yo escucho ahora una zarzuela en lo que corresponde al #2 que alumbra en una parte del asiento y que puedo hacer cambiar para escoger otra música…

Si el primer vuelo fue tranquilo, este me tiene muy nerviosa (por la turbulencia)…

Voy a tratar de dormir y en la próxima les cuento más.

Pd. Ojalá pudieran comer la delicia de chocolate que yo me saboreo en este momento.


Después del primer vuelo… (Después de algún tiempo)

junio 27, 2008

Bueno… llevo dos días en Budapest y no había podido escribir nada al respecto; así que aquí tienen la crónica del primer vuelo…

Llegue al Aeropuerto “Eldorado” faltando 20 minutos para las 6:00am y ya Medea estaba haciendo las diligencias pertinentes…

Mi tía me acompanó hasta ciero punto y luego yo me dirigí a pagar impuesto de salida y me enviaron para la Aerolínea (Avianca); y allí me encontré con Medea, entregué mi maleta y nos dispusimos a esperar.

Acercándose la hora del vuelo nos dirigimos a Emigración, hicimos revisar nuestras maletas y por último nos quedamos en la sala de espero de Avianca.

Cuando nos llamaron para abordar me dió un poco de suto pero a la misma vez no me la creía… Adentro el panaroma era distino…

Mi asiento y el de Medea quedaron separados, pero ella, en un gesto muy amable, habló con el qeu estaba a mi lado y cambiaron de sitio… El avión despegó y para mí, que por primera vez viajé en avión, fue un espectáculo total ver las nubes como gotas algodón, observar desde arriba la tierra (cual Google Earth), y poder apreciar alguns paisajes pese a la gran nubosidad.

En este momento escribo desde Caracas (cuando lo hice a mano)… Las fotos se las quedo debiendo porque en este mometno no puedo usar mi USB…

Saludos para todos…