#Nomelacreo

mayo 28, 2009

Esta es una de esas noticias que merecen el #Nomelacreo: Hiperbarrio, ese proyecto que tanto aprecio, ha ganado en la categoría “Comunidades Digitales” de los premios que anualmente otorga Prix Ars Electronica.

Sábado en la tarde y el querídisimo profe Álvaro nos decía que nos reuniríamos nuevamente el martes. Gabriel nos decía  “ojo pues que les conviene”.

Llegó el martes y todos muy juiciosos llegamos a eso de las 6:00pm (o incluso antes) con la incertidumbre encima. Algo de panadería y del bello Circo del Sol precedió a la sorpresa que fue comunicada por nuestro apreciado Señor Caminante de una forma muy bella: A través de preguntas. De qué creen que se trata, y cuál creen que nos ganamos?

Hoy, con la alegría a flor de piel, el resume la grata noticia así:

Pasó lo que nunca creimos posible y que ahora nos emociona y alegra el corazón. Nos hemos hecho acreedores al premio Nica de Oro del año 2009, que otorga Prix Ars Electrónica. El jurado de expertos que estudió y ponderó a muchos candidatos, nos escogió como la “comunidad digital” merecedora de recibir la estatuilla emblemática que esperamos poder acariciar a principios de septiembre, cuando uno de nosotros viaje a la entrega de los premios que tendrá lugar en Linz, Austria.

La  señorita Ligeia prefirió expresarla con fotos.

La verdad es que todo esto me llena de satisfacción y siento este triunfo como un reconocimiento a esos sueños que juntos hemos construido.

Gracias, mil gracias, a quienes han hecho posible este proceso;  porque ahora más que nunca: Hay Hiperbarrio para rato!

Anuncios

El barrio se ha vuelto Hiper

mayo 17, 2009

También publicado en Cosas del alma.

Era Junio de 2007 e Hiperbario iniciaba sus actividades gracias a la iniciativa del profe Álvaro Ramírez.

Aquel caminante de alma noble llegó a nuestro barrio cargado de ideas y dotado de lo mas maravilloso que alguien pueda tener: conocimiento y ganas de transmitirlo.

Junto con Alma de Antioquia nació VideoBarrio y luego de éste, ConVerGentes. Al caminar se fueron uniendo mas personas y el trabajo colectivo fue diciendo qué se podía esperar.

De esta forma soñar se convirtió en el verbo por excelencia en cada encuentro, en cada taller, en cada “tertulia”. La biblioteca de La Loma fue el espacio y la red de redes un pretexto para encontrarnos; para descubrir que las letras, las cámaras y un computador, podían formar una amalgama perfecta.

Con el paso del tiempo llegaron las primeras producciones y los frutos de un trabajo que empezó a ser reconocido por la comunidad que en ese entonces observaba expectante esas “rarezas” que por allí se andaban haciendo. Se fueron algunos, quedaron otros y el proceso trajo sorpresas:Bogotá, Budapest y Chile nos confirmaron que se podía.

Hoy, a casi dos años de iniciado el proyecto es mucho lo que hay por agradecer: Un cambio en la concepción de territorio, el trabajo desde la diferencia, y la visión del mundo que el hacer parte de este proceso nos ha brindado.

Hoy, cuando el camino nos sigue dando pie para soñar, llega el toque mágico de La belleza de Ituango, una nueva experiencia que se une a esta caja de sorpresas llamada Hiperbarrio.

Con seguridad a los nacidos hoy, día del Internet, les augura un camino lleno de aprendizajes. El buen viento y la buena mar permanecerán ahí para hacer del navegar una experiencia maravillosa. Para demostrar que el Hiper aún acompaña al barrio.