Sentada

enero 22, 2011

Cuando yo me siento en esta orilla las cosas pueden estar andando tan bien como mal. Significa que tengo los pensamientos tanto en la nada, como en el todo.

Cuando yo me siento en esta orilla significa que he desaparecido entre una cantidad de sentimientos y he pasado por estados de muerte que dejan el alma ninguneada, cansada, exhausta, rota.

Cuando yo termino sentada en esta orilla es porque he tenido que irme al planeta de los ensimismados. Con seguridad, irse es una forma de poder volver.


3 de Junio de 2010

junio 3, 2010

A veces la vida nos pasa por agua y fuego y salimos tranquilos y llenos de bendita serenidad. Agotados del camino, sí, pero cargados de aprendizajes…

Otra veces no sucede tan tranquilamente y entonces la llama se quiere extinguir sin explicación alguna (ni para uno mismo ni para los demás) y pareciera que todo estuviera al revés. Momentos justos para que alguien se tome el tiempo de escucharte porque no tienes energía para dar. Antes necesitas recibirla. La pregunta es: ¿Nos tomamos el tiempo de preguntarle al otro por sí mismo y no por el cumplimiento de lo que se supone es su vida?

Ahí está la muerte: Leer el resto de esta entrada »


Hablemos de Marzo

abril 2, 2010

Marzo fue un mes de pocas entradas en Cosas del Alma. Se fue y ni me dí cuenta. Estuvo lleno de jornadas largas y días complejos, pero bueno, algún día tenía que terminar y llegamos a Abril.

Marzo fue además un mes de entrega de trabajos finales de la Universidad. Por alguna razón, uno de los que mas asocio a la palabra lucha. Sí, siento que todo me costó mas trabajo porque mas de una vez me pudo el cansancio (Claro, las ganas de hacerlo bien siempre serán el norte). Fue Marzo el mes en qué mas tarde llegué a clase, tal vez una de las veces en las que más he caminado y mas apretado he sentido el tiempo. Y bueno, el mes pasó y queda la satisfacción del deber cumplido y el compromiso de lo no hecho aún.

Este, fue mi marzo en fotos: Leer el resto de esta entrada »


Mujeres talento: a 6 meses de la ceremonia de Premiación

enero 10, 2010

A mediados del año pasado sucedió algo que me llenó de alegría y gratitud, me dió argumentos para querer seguir trabajando por lo que me hace sentir viva, y sobretodo me permitió corroborar que soñar siempre será posible.

Haber sido elegida como Mujer talento 2009 en la categoría de Desarrollo Social y político, de una u otra forma se ha convertido en uno de esos sucesos que dificilmente se olvidan. Si, como cuando vas al primer día de la escuela, viajas, un abrazo te hace vibrar con especial particularidad, o pierdes algo.

La noche de premiación del concurso pensaba en todo y en nada al mismo tiempo. No tenía un sentimiento de “que bueno ganar” o  estructuraba escenas de “voy a ganar”,  pero al mismo tiempo pensaba en las personas que irían a acompañarme. Su sola compañía me resultaba tan importante y bellamente comprometedora, que para mis adentros decía: “Que falla que los chicos de HiperBarrio vengan y luego nos tengamos que devolver como si nada”. En realidad no me veía como ganadora. Consideraba que éramos muchas chicas y una categoría compleja  como para que yo fuera la elegida para subir esa noche a la plataforma donde estaban las estatuillas. Sin embargo, el destino es caprichoso y la vida bella y unas lágrimas segundos antes de que iniciara el evento de cuenta de una amiga que apareció en Plaza Mayor de sorpresa, me convencieron de que valía la pena estar ahí, fuera lo que fuese.

Y bueno, pasó aquel día, la apretada agenda de prensa (suena todo #misstalento, jé), vino la elaboración de un plan de negocios y luego a asesoría con interventores de la Universidad de Antioquia para la inversión del rubro otorgado por la Alcaldía.

Con aciertos y desaciertos el proceso va marchando. Reuniones  (a veces, a veces menos) buscando concretar y cumplir con los requisitos jurídicos, han hecho de “Preséntante a ese concurso, Cati”, una oportunidad de aprender y estar mas cerca de lo que significa estar de cara a una ciudad, una comunidad local y un proyecto que esperan ver resultados.

Eso, si. Pueden estar seguros que tanto yo como las chicas ganadoras en las otras categorías, trataremos de hacerlo lo mejor posible.


Al sur de Colombia.

septiembre 11, 2009

Viajar siempre me ha representado un placer.

Escuchar acentos, ver paisajes y construirse el cuento mental de que hasta el azul del cielo cambia, son varias de las razones que he construido para tomar una maleta y salir cuando tengo la oportunidad de hacerlo.

(Claro está, existen varios tipos de viaje: los de turismo, los de trabajo, los de congresos, los que salen mal y los que no se olvidan).

Siendo ese el orden de ideas no podría definir, con claridad, el que tipo de recorrido en el me encuentro en este momento. Recorro un un par de lugares al sur de Colombia en el marco de un viaje que surgió de necesidades personales y de un grito inminente que decía que necesitaba un pare.

Fue así como terminé embarcándome el miércoles con el bolso cargado de expectativas y ahora me siento a escribir que las cosas han salido bien y que de la misma forma espero que sea su término.

Por lo pronto, durante el siguiente par de días seguiré en plan “egoísta” (como me diría mi madre a modo de broma). Sí, a veces resulta que tenemos que buscar los espacios para generar reencuentros con nosotros mismos. Sucede que por épocas requerimos del volver al yo interno para fortalecerlo en pro de los roles de hijos, nietos, estudiantes, trabajadores y/o cualquier serie de estos en los que la vida nos haya puesto.


Soñar seguirá siendo posible

julio 25, 2009

Vuelvo hablar de sueños porque es la palabra que a diario ronda por mi mente (a la par del ánimo que trae consigo para hacer sentir vivo al ser humano). Y vuelvo a teclear las letras de aquel verbo porque los últimos sucesos lo ameritan.

El viernes 3 de Julio decidí presentarme al concurso “Mujeres talento” de la Alcaldía de Medellín, por sugerencia de Ángela Álvarez y Gabriel.

Me presenté sin mayores pretensiones, con el interés de que el proyecto (mi proyecto, nuestro proyecto), quedara con su nombre de “Hiperbarrio” en la historia de aquella iniciativa de la Administración pública.

Llené y organizé la papelería pertinente en medio de una “carreras” que duraron de seis de la mañana a dos de la tarde, me dirigí a trabajar a la biblioteca de la Universidad, y luego viajé a Bogotá dando el asunto como terminado.

Estando en Campus, recibí un mensaje en el que se me decía que debía llamara a Ana Henao de la “Secreataría de la mujer”. Así lo hice y me encontré con la sorpresa de que el jurado de Mujeres talento ya había realizado todas las entrevistas y que necesitaban que yo estuviera disponible el lunes en la mañana porque era una de las que faltaba.

Dicho y hecho! La entrevista se realizó y la cosa quedó así (entre comillas) 🙂

Leer el resto de esta entrada »


Y qué más pienso del premio?

junio 1, 2009

Bueno, como les contaba en una entrada anterior: Hiperbarrio se hizo acreedor a la Nica de Oro de los premios Prix Ars Electronica, categoría “Comunidades digitales”.

En nuestra más reciente reunión como proyecto, propusimos que hoy lunes todos estaríamos dando respuestas a las siguientes preguntas en nuestros blogs personales. Así que ahí les van 🙂

1. ¿Qué significa el premio?

El premio para mí significa un reconocimiento a los sueños que juntos hemos tejido. Es una forma de demostrarnos que esa convergencia, que nos ha permitido trabajar desde la diferencia, nos ha hecho crecer como personas y como colectivo.

El premio además significa, un “continúen trabajando que tienen proyecto para rato”.


2.  ¿Qué es lo que más valoran en este reconocimiento de la labor de ustedes?

Lo que más valoro es que este lugar de calles estrechas, que me vio crecer,  hoy sea conocido por muchas personas alrededor del mundo. Que una comunidad que antes parecía estar oculta entre montañas, hoy tenga tanta resonancia a través de un sueño que inició dos años atrás con la bella iniciativa de el profe Álvaro y que por fortuna tuvo abiertas las puertas de la filial San Javier – La Loma de la Biblioteca Pública Piloto, a través de su coordinador Gabriel Jaime Vanegas Montoya.

3. ¿Qué recibirán y que harán con ello?

El premio además de darnos reconocimiento y credibilidad, nos permitirá acceder a 10000 Euros con los que esperamos seguir multiplicando esta experiencia en muchas otras comunidades a través de talleres.

4. ¿Veo que han crecido y se han expandido, cuál es el sueño más largamente acariciado con el proyecto?

Creo que nuestro sueño más grande es poder ser multiplicadores de todo lo bello y maravilloso que esta experiencia nos ha traído. Compartir este empeño por ser mejores personas y ciudadanos, para que otros también puedan unirse a este camino y juntos podamos hacer crecer el tejido social que desde la red hemos construido.