Caminando

Camino por la calle viendo en los ojos de las personas, las ausencias de las que estamos llenos. Sí, lo no logrado, la frustración, incluso la rabia no se ocultan tras el iris de ningún ojo. Por el contrario, se apropian de ellos reflejando las tormentas que se llevan detnro.

Sigo caminando y me encuentro con unas manos. Las mismas que han saludado, se han despedido, han escrito, acaraciado (o han sido simplemente manos).

Las manos dan maravillosa vida con solo palpar. Renuevan, dan energía, dan… vida.

Pero no, me gustan mas los ojos y defnitivamente me quedo con las miradas de cuando voy caminando. Con las que me dejan ver que aquella ha llorado, está cansada,  furiosa, enamorada o intranquila. También con esas que dejan ver el trabajo de aquel, el agotamiento del otro, la tristeza del de más allá y la guerra de tal y pascual.

Pascual vive en la esquina, tiene ojos y tiene manos pero está muerto.

6 respuestas a Caminando

  1. Gabriela dice:

    Por algo dicen que los ojos son el reflejo del alam. ¿Será por eso que instintivamente retiramos la mirada cuando nuestros ojos se topan con los ojos de un extraño?

    • catirestrepo dice:

      Si, indiscutiblemente las miradas comunican mucho. Sabes que creo? Es a través de la familiaridad de las miradas, que fortalecemos los vínculos con los demás. Ellas nos permiten conocer que siente la otra persona y transmiten la esencia de lo que uno es. Supongo que es por eso que retiramos la mirada cuando no encontramos en la del otro, algo que nos sea conocido o nos transmita tranquilidad.

      Saludos,

      Cati.

  2. Álvaro dice:

    Estamos llenos de vacíos, dices. De ausencias

    Se necesita agudeza y sensibilidad para poder leer lo que aprecias en los ojos de los transeúntes con los que te topas.

    Me gusta leerte.

    • catirestrepo dice:

      Que bonito recibir su comentario, señor caminante.

      Si, estamos llenos de ausencias: la de seres que se nos han ido, las de las cosas que no hemos logrado. Aunque eso es nada si se le compara con la infinita capacidad de amar, que el ser humano puede llegar a tener.

      Saludos,

      Cati.

  3. Juan dice:

    Mmmmm tu caminata parece un sueño, además, si fueras x ahí mirando los ojos de la gente corres el riesgo de caerte en algún hueco.🙂

  4. catirestrepo dice:

    Sueños es lo que a veces uno encuentra en las miradas de los demás, querido Juan.

    Gracias por comentar,

    Saludos,

    Cati.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: